domingo, 3 de enero de 2016

Video: el Priorato de Sión, los Templarios, los Merovingios, los francmasones, 2da parte


Video: el Priorato de Sión, los Templarios, los Merovingios, los francmasones

En este extraordinario documental de Henry Lincoln, uno de los autores del libro "El Enigma Sagrado" burdamente plagiado por Dan Brown en el Código da Vinci, encontraremos la relación entre el Priorato de Sión, los Templarios, los Merovingios, los francmasones, los Rosacruces la geometría sagrada, el "Grial" y mucho mas. Los autores, buscando el supuesto tesoro perdido de los Templarios, acabaron por encontrar...

domingo, 3 de agosto de 2014

Sánchez: ‘A masonería deu a Benito Cancela a formación que non tiña'

Con el objetivo de ensalzar la figura del que fue último alcalde republicano en el Concello de Celanova, Benito Cancela, el estudiante de la Facultade de Historia del Campus de Ourense, Pablo Sánchez, elaboró un trabajo de fin de grado en el que recoge la biografía de uno de los personajes menos reconocidos del siglo XX en la comarca.
Este trabajo, que fue reconocido con una calificación de Sobresaliente (9,5) por el tribunal constituido por los profesores Jesús de Juana, Julio Prada y Alberto Valín -director del proyecto-, ha permitido corregir algunos de los errores existentes en las biografías publicadas hasta la fecha sobre el antiguo regidor celanovés.

La mayor estrella amarilla



Hay en el espacio una estrella hipergigante la cual, de colocarse en lugar de nuestro Sol, ocuparía un espacio que llegaría hasta Júpiter, por supuesto, “tragándose” todos los planetas que se encuentran en el medio.
Esta estrella es conocida con el nombre de V766 Centaurii, su diámetro es 1.300 veces el diámetro solar, su masa equivale a 39 masas solares y su luminosidad es casi un millón de veces superior a la de nuestra estrella. Pero este astro esta languideciendo, y pronto podría morir.

lunes, 14 de marzo de 2011

Túmulos de piedra en Venezuela


Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra túmulo, entre las diferentes acepciones, tiene dos que nos interesas para los efectos de este escrito.
Túmulo.
(Del lat. tumŭlus).
1. m. Sepulcro levantado de la tierra.
2. m. Armazón de madera, vestida de paños fúnebres, que se erige para la celebración de las honras de un difunto.
3. m. Montecillo artificial con que en algunos pueblos antiguos era costumbre cubrir una sepultura.
Vemos que los significados primero y tercero tienen que ver con el tema funerario. En Venezuela, en las encrucijadas o en los caminos se solían ver túmulos de piedras y se construían en los lugares donde ha caído una persona muerta; bien por asesinato, accidente o muerte natural.
Estos túmulos usualmente tienen una cruz, por modesta que sea, en su vértice. A medida que pasa el tiempo el túmulo crece y adquiere una forma piramidal y algún pariente o buen samaritano le coloca una cruz en el vértice del monumento. Igual sigue creciendo y le acondicionan un espacio para que algún deudo le prenda una vela.
Los transeúntes le lanzan tres piedras con gran fervor las cuales enriquecen el túmulo. Esta tradición al parecer significa tres oraciones para el fallecido y protección en el viaje.
Esta costumbre al parecer es de honda tradición indígena. Pero se cree que el significado de las plegarias es ya un mestizaje cultural con el cristianismo.
En Venezuela han existido túmulos famosos. Uno entre Yaritagua y Sabana de Parra, sitio donde el general José Antonio Páez liquidó a un bandolero que pretendió asaltarlo. Había uno cerca de Ospino, donde se decía había sido enterrado el sanguinario caudillo realista Yánez.
En Maiquetía hay un relato registrado por el poeta Francisco de Paula Páez, sobre la “viejecita Tomasa” quien infaliblemente recogía piedras en el camino y las colocaba al pie del monumento de la Virgen de Lourdes. Cada piedra una invocación.(1)
(1) “El Heraldo”, 30 de octubre de 1951

jueves, 24 de febrero de 2011

El origen de los Caribes según otras tribus


Los belicosos Caribes respondían a su presente con la siguiente afirmación: Ana-Carine-Rote, “sólo los Caribes son gentes”. Y frente a las otras tribus afirmaban: Amucon-Paparoro Iloto-Manto “, todas las demás gentes son esclavos”.
Sobre sus orígenes, poco se sabe si ellos tenían algunas formulaciones o cosmogonía. Pero, cosa distinta eran las otras tribus que le atribuían orígenes singulares, por decir lo menos.
Las tribus Salivas decían que el dios Purú envió a su hijo desde el cielo a matar una víbora que atacaba a la gente que vivía en la región del río Orinoco. El enviado logró su cometido, traduciéndose esta acción en gran alegría de los habitantes ya que los liberaba de tamaña amenaza. Pero el júbilo duró poco. Al secarse el cuero de la serpiente y podrirse sus entrañas se formaron gusanos los cuales se transformaron en un indio Caribe con su mujer. Estos Caribes  son los bravos, crueles e inhumanos Caribes que poblaban las riberas del Orinoco.
Los indios Achaguas, decían que los Caribes eran descendientes de los tigres, por ello la crueldad. La palabra Chavi significa tigre en su lengua, de allí proviene la palabra Chavinavi, que significa “Caribe oriundo de tigre
Otras tribus Achaguas combinaban la palabra chavi, que significa tigre, con Chavina, lanza; y de las dos combinadas obtenían el nombre de los Caribes, a quienes llamaban Chavinavis, o sea, hijos de tigre y lanza.
Bibliografía:
Siso, Carlos. La Formación del Pueblo Venezolano. Ediciones Presidencia de la República. 7ª edición. Caracas 1986

domingo, 13 de febrero de 2011

Cornelio

Dos personajes llamados Cornelio han tenido un profundo significado en el tema teológico en la Iglesia Cristiana. El primero de ello fue Cornelio, capitán del batallón llamado el italiano en la región de Cesárea, en la ciudad de Jope, unos 40 años D.C.
Este capitán del ejército romano era sumamente piadoso, siendo el primer gentil no circunciso que abraza y es aceptado por el cristianismo. Este hecho es fundamental porque se extiende la Iglesia hacia los no judios, dejando de ser una secta judeocristiana.
Esto no fue así de fácil a pesar que Pedro había afirmado que la conversión de Cornelio había sido aprobada por Dios. Diez años más tarde, aproximadamente, se reúne el llamado Concilio de Jerusalén. Allí se discute la postura de un grupo de fariseos que persistían en que a los nuevos agregados gentiles debían exigírsele la circuncisión.
Tras el debate triunfo la postura de no exigir la circuncisión para pertenecer a la nueva iglesia y de esta forma pudo expandirse con impresionante rapidez por el mundo conocido.
Cornelio Papa
Cornelio fue el Papa 21 de la iglesia Católica entre los años 251 y 253.  Para esa época existía el tema de los lapsis, quienes habían adjurado de su fe como reacción a las persecuciones de las autoridades romanas contra los cristianos. Habían entonces tres tipos de personas: los mártires, quienes entregaron su vida por su fe; los confesores, quienes habían sobrevivido sin haber entregado los Textos Sagrados ni haber adjurado de la fe; y aquellos que le dieron el titulo de “traditores”, literalmente, “entregadores”, fueron que siguieron un camino diferente a los dos grupos anteriores.
El punto es que Cornelio, luego de haber sido ungido como Papa, tras el martirio de su predecesor Fabián, es partidario de readmitir a los lapsis al seno de la Iglesia.   
Esta actitud trajo varias consecuencias. Una de ellas fue el advenimiento del Novacianismo, como una doctrina cristiana que le negaba a la iglesia autoridad para readmitir a quienes renegaron de la fe durante las persecuciones. La Iglesia es una institución de santos y por lo tanto no reconoció Novaciano la autoridad de Cornelio, haciéndose nombrar Papa por tres obispos, erigiéndose como antipapa.
Otro movimiento consecuencia de la aceptación de los “entregadores” fue el Donatismo.
El Donatismo se inicia en el norte de África, en Numidia, lo que hoy es Argelia. El punto es que en la importante ciudad de Cartago se consagró a Ceciliano como obispo. Mayorino, aduciendo los argumentos del novacianismo, no reconocia dicho nombramiento porque uno de los tres obispos que participaron en la ceremonia era  “traditor”, lo que colocaba de bulto si la ordenación hecha por un obispo indigno era valida.
Mayorino falleció al poco tiempo y asumió Donato Magno el puesto dejado por Mayorino. Este sostuvo con gran fortaleza sus tesis lo que devino en reconocimiento a su postura la secta con el nombre de Donatismo, lo que fue considerada como una herejía.  
El Donatismo fue rechazado por la Iglesia Católica sobre la base de que una vez transmitida la potestad sacerdotal a un hombre mediante el sacramento del Orden Sagrado, los sacramentos que éste administre son plenamente válidos por intercesión divina, independientemente de la entereza moral del clérigo. De lo contrario todos los bautizados no lo serian, por ejemplo.
Como trasfondo existían otros problemas sociales que se reflejaban en la iglesia, ya que esta era un espejo de la sociedad del momento. No solamente existía el tema teológico como fondo de la disputa.  Existía una trama social frente a lo que Roma representaba y las contradicciones con el pensamiento trasmitido por los evangelios. Los llamados Circunceliones eran grupos radicales que se revelaban mediante guerrillas que atacaban a los terratenientes.  Sus adeptos preferían llamarse “milites Christi” o “agonistici”, y combatian hasta la muerte sin importarle si sus contrincantes eran paganos o cristianos. Sus banderas eran una mezcla de protesta social con la pureza de la fe cristiana.
Todas estas corrientes desaparecieron cuando el Norte de África fue conquistado por los mahometanos, aunque sobrevivieron algun tiempo, pero finalmente se extinguieron.
Imagen: San Cornelio, Papa

lunes, 10 de enero de 2011

Formación para la crisis

Luis Zambrano

Aquel que cree en mi… de su vientre fluirán ríos de agua viva” (Juan 7:38) La fuerza creadora del ser humano son los ríos que se encuentran dentro de cada quien y frente a las dificultades se empina con inteligencia y decisión de hacer, que son las herramientas fundamentales a la hora de enfrentar la incertidumbre e incluso las crisis.

La Biblia puede leerse con espíritu religioso o investigativo. Pero lo que siempre se coloca de bulto es el contenido pleno de sabiduría. Por ello, podemos interpretar la parábola sobre los “ríos de agua viva” como el ímpetu que mana del ser humano, el cual en tiempos de desesperanza como los que se cierne sobre el país, con inteligencia, sabrá enfrentar exitosamente las dificultades.

Venezuela es un país de contrastes. Quizás cuando visite su odontólogo, éste podrá decirle que a finales de la década de los 80 del siglo pasado un par de venezolanos, Ubaldo Peña Uzcategui, instructor del INCE, en compañía del ingeniero Ramón Armando Caballero, desarrollaron un equipo pulverizador de metales, mediante el cual se produce la materia prima para fabricar la amalgama dental. Tras cuatro años de investigación, crearon esta innovación auténticamente venezolana, porque hasta los equipos de atomización y disgregación, para conseguir la materia prima de las amalgamas, fueron construidos por ellos.

Lograron una aleación de plata, cobre y estaño superior en resistencia mecánica a la corrosión, a la contaminación por humedad y tiene una excelente adaptación durante la obturación y después de ella. No debemos dejar de reconocer que Ubaldo Peña es Técnico Mecánico egresado de la Escuela Industrial de Cabimas, estado Zulia y para el momento, año de 1986, tenia diez años desempeñándose como instructor del INCE en el centro de Metalmecánica del 23 de Enero, en Caracas. Tenemos un recurso humano capaz de alcanzar logros.

En 1991 se presentó un arrancador de yuca. Efraín Blanco Hernández era un perito en máquinas-herramientas quien había trabajado en el Taller de Mecánica de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela. Blanco Hernández desarrolló una opción al problema que enfrentan los campesinos cada vez que recogen la cosecha de yuca, facilitando la misma, toda vez que las raíces son muy duras de arrancar para algunos trabajadores del campo, especialmente las mujeres.

Estos ejemplos de ingenio venezolano han sido galardonados con el Premio Luis Zambrano a la Inventiva Tecnológica creado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) el año 1984. El mismo tiene como objetivo “respaldar, propiciar y reconocer los aportes tecnológicos e invenciones realizados por técnicos e inventores por cuenta propia que contribuyan a la solución de problemas técnicos aplicables a la industria y a la resolución de problemas prácticos”.

El Luis Zambrano que el estado venezolano reconoce instituyendo un premio con su nombre fue un humilde campesino quien vivía en Bailadores, estado Mérida, dedicándose al diseño y fabricación de las más variadas piezas mecánicas, eléctricas y de combustión, a base de cálculos empíricos.

Don Luís Zambrano Molina (n. 01-05-1901 / m. 15-08-1990), con tan solo 4to. grado fue merecedor de un doctorado Honoris Causa de la Universidad de Los Andes (noviembre de 1984) como reconocimiento a su sabiduría popular y a su natural empeño por buscar solución a los problemas cotidianos. Era la primera vez que una Universidad le confería un doctorado a un campesino de manos encallecidas.

En 1993 el premio se le adjudicó a José Baudilio Belandria, un hombre también de Bailadores, quien dedicó más de cinco décadas a la metalurgia artesanal fabricando herramientas, turbinas, piezas de automotores e incluso escopetas.

Otra expresión de reconocimiento público a la inventiva es el Eureka: Salón Nacional de Inventos. En 1990 la Asociación Civil Vértice organizó en la Zona Rental de la Plaza Venezuela el primer salón nacional de inventos. Allí presentaron sus concepciones instituciones como el Instituto de Biomedicina de la UCV, PDVSA, entre otros. Pero también existió un espacio destinado para aquellos innovadores populares que no cuentan con mayores recursos sino con su ingenio. En la oportunidad se exhibieron las creaciones de Juan Vezga, residenciado en el Paúl, estado Bolívar, que presentó una original bomba de agua; Alejandro Garcia, de Caracas, creador de un sistema de seguridad para edificios y casas; hubo un salero especial presentado por Juan Di Batista; un contador optoelectrónico de personas de José Gregorio Pérez Briceño y un soldador portátil de José Francisco Galíndez.

Simón Bolívar tenía presente que la grandeza de la patria estaba en fomentar la educación y especialmente en artes y oficios. Por ello dejó disposiciones en la materia. Tenía la visión futurista de que la Venezuela del porvenir contaría con una inmensa cantidad de creadores anónimos, inventores de garaje, forjadores de sueños que se materializan tras la ardua labor en productos útiles a la sociedad, es un testimonio fehaciente de la capacidad e inteligencia del venezolano frente a las dificultades de buscar los “ríos de agua viva”.

* Durante el primer gobierno del Dr. Rafael Caldera se desmontó el sistema de escuelas técnicas. El mismo fue restituido parcialmente por gobiernos posteriores.

* Simón Bolívar decretó el 21 de mayo de 1820 en el Rosario de Cúcuta, la creación de Juntas Provinciales de Agricultura y Comercio.

* El Libertador decretó en Chuquisaca, el 11 de diciembre de 1825, el fomento general de la enseñanza.

* El 31 de enero de 1825, Simón Bolívar dicta desde Lima un Decreto sobre la instalación de escuelas normales por el sistema lancasteriano.

* En Bogotá, el 22 de diciembre de 1827, Bolívar decretó disposiciones sobre aprendizaje de oficios.

martes, 28 de diciembre de 2010

La Septembrina o La Gloriosa: conceptos y una anécdota.

Gobierno Provisional, 1869. Figuerola, Sagasta, Ruiz Zorrilla, Prim, Serrano, Topete, López Ayala, Romero Ortiz y Lorenzana (foto de J. Laurent).

Andalucía y específicamente Cádiz, fue el escenario de la segunda revuelta, en septiembre de 1868, a favor de poner en vigencia un orden constitucional liberal en España. El 19 de marzo de 1812 las Cortes, reunidas en Cádiz promulgan la primera constitución española a despecho de Fernando VI.

El segundo evento es la sublevación del mariscal de campo Rafael del Riego en 1819. Este militar procedente de una familia noble se incorporó rápidamente a la lucha por la Independencia de España, 1808, frente al usurpador Napoleón. Es capturado y deportado a Francia donde se compenetra con ideas liberales y se incorpora a la masonería. El primero de enero de 1820 se alza con el batallón asturiano que formaba parte de un ejército destinado a combatir la sublevación de Bolívar y otros líderes independentistas en Hispanoamérica. Se hace del control del ejército expedicionario y en vez de cruzar el Atlántico, intenta levantar a las poblaciones andaluzas con la consigna: «Es de precisión para que España se salve que el rey Nuestro Señor jure la Ley constitucional de 1812, afirmación legítima y civil de los derechos y deberes de los españoles. ¡Viva la Constitución!», hasta que finalmente logra, con el apoyo de otros sublevados en Galicia y otras regiones, que el rey El día 10 de marzo, publicase el Manifiesto del rey a la Nación española en el que muestra su apoyo a dicha constitución: «Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional». Hispanoamérica no ha sido consecuente con la memoria de Riego.


La reina Isabel II de España en su exilio de París.

Un tercer episodio es el que nos ocupa: el de la Revolución de 1868. Europa vive los embates de la revolución liberal. Francia, ya en 1830, había hecho jurar una constitución y entronizado una nueva monarquía con Luis Felipe, que se declaró no rey de Francia, sino rey de los franceses. En este simple giro lingüístico hay una fuerte connotación ideológica ya que se incorpora la figura humana como tal, la del ciudadano, al concepto del poder del estado. La Primavera de los Pueblos en 1848 había sacudido las bases de la monarquía a lo largo y ancho de Europa, poniendo en jaque el sistema Metternich, consolidado en el Congreso de Viena en 1814, con la misión de restaurar el absolutismo tras la contaminación que significó la expansión de las ideas liberales con las guerras napoleónicas tras la Revolución Francesa.

España, aunque aparecía ajena a la revuelta liberal europea iniciada en el primer tercio del siglo XIX, no dejaba de tener su procesión por dentro. La crisis desatada por la pérdida de la guerra con las ya ex-colonias Hispanoamericanas, los reiterados intentos de poner en vigencia la Constitución de 1812 y una crisis política recurrente cuya característica principal era una permanente anarquía, incluso dentro de los grupos en pugnas, llevan a un sector de la dirigencia a pronunciarse desde Cádiz en septiembre de 1868.

El manifiesto tiene conceptos de gran interés. Sin evaluar la sinceridad de los protagonistas y su compromiso con las ideas expresadas en dicho documento, indiscutiblemente, el hecho de que se enarbolase las banderas allí puestas de bulto, significan que eran caras para la sociedad española o, al menos, para una buena parte de su clase dirigente.

El 19 de septiembre de 1819 se pronuncian con un manifiesto que entre otros postulados “niega su obediencia al gobierno que reside en Madrid, segura de que es leal intérprete de los ciudadanos. El concepto de ciudadanía era un tema caro para los liberales españoles quienes habían logrado en la Constitución de 1812 avances importantes, incluso, otorgándoles a los mulatos americanos derechos civiles idénticos a los de los peninsulares, aunque no derechos políticos.

Otro punto importante es la denuncia de corrupción que amenaza la hacienda pública y pervierte el sufragio. Más allá de las consideraciones en torno a la forma del sufragio, la denuncia tiene que ver con la socialización del voto como instrumento de acción política y la importancia de mantenerlo ajeno de corruptelas.

Muerto el Municipio”, cara denuncia para una sociedad que mantiene la institución municipal como tesoro histórico de la independencia frente a fuerzas extranjeras y como baluarte de la autonomía de la ciudadanía en competencias específica frente al poder real.


Prim, Serrano, Topete: Subastan la Corona, La Flaca (1869)

Esta revolución corrió con la suerte que esta signada la España del siglo XIX y que fue característica hasta bien entrado en siglo XX. La falta de acuerdos y cuando se logran, la falla en su cumplimiento, hacen que la revolución de tumbos aunque logran algunos eventos que son hitos en la historia. Isabel II tiene que exiliarse en Francia, se inicia el sexenio democrático, el intento de coronar al príncipe Leopoldo de Hohenzollen, generó conflictos internacionales importantes y finalmente se decidieron por el italiano Amadeo Fernando María de Saboya, siendo el primer rey español designado por el parlamento, no sin una votación que es el retrato de la situación de diferencias existente. El 16 de noviembre de 1870 votaron los diputados: 191 a favor de Amadeo de Saboya, que aunque aparezca como un triunfo del absolutismo, en nada se sentían triunfantes ya que se sometían no solo a la designación sino al control de las Cortes o parlamento; 60 por la República federal, 27 por el duque de Montpensier, 8 por el anciano general Espartero, 2 por la República unitaria, 2 por Alfonso de Borbón, 1 por una República indefinida y 1 por la duquesa de Montpensier, la infanta María Luisa Fernanda, hermana de Isabel II; hubo 19 papeletas en blanco. De este modo el presidente de las Cortes, Manuel Ruiz Zorrilla, declaró: «Queda elegido Rey de los españoles el señor duque de Aosta».

Dos acotaciones. Fíjense la cantidad de variantes que presentaron la alternativa republicana; la segunda, la definición de “Rey de los españoles” y no rey de España.

El pronunciamiento 19 de septiembre de 1868 lo suscriben Juan Prim, Domingo Dulce, Francisco Serrano, Ramón Nouvillas, Rafael Primo de Rivera, Antonio Caballero de Rodas y Juan Topete.

Juan Prim y Prats

Juan Prim, uno de los principales de esta revolución conocida como La Gloriosa o La Septembrina, es hijo de Pablo Prim quien tuvo participación, al igual que Riego, en la Guerra de Independencia española iniciada en 1808. El joven Juan Prim no provenía de la nobleza, así que al estallas la Primera Guerra Carlista, se enroló en el batallón isabelino de Cataluña. Sin preparación militar pero con intrepidez y valor, escala rápidamente en la milicia. A los 26 años de edad había participado en 35 combates y obtenido todos los grados en el campo de batalla.

Prim se incorpora a la política del lado de los progresistas dirigidos por Calatrava y Mendizábal. Electo diputado en 1841, Capitán General de Puerto Rico en 1847, en 1853 participó como observador español en la Guerra De Crimea en el lado del frente turco. Tras estas experiencias, Prim esta en Marruecos defendiendo las plazas españolas de Ceuta y Melilla; en México participó en la expedición española que intentaba, junto con otras potencias europeas, cobrarle deudas del estado mexicano al gobierno de Benito Juárez. Prim se opuso a la intención de Napoleón III de convertir a México en Imperio con el Archiduque Maximiliano como Emperador, idea que apoyaba el gobierno español, no así la reina Isabel II. Retira las tropas españolas de México salvando a España de participar en la finalmente fallida operación.

Este personaje, tras participar en varias escaramuzas políticas y rebeliones, finalmente lidera junto con otros, la triunfante Revolución de 1868.

Tras el triunfo de La Gloriosa, en medio de las intrigas y forcejeos propios de la búsqueda de un rey para los españoles, Prim propone concederle la independencia a Cuba si así lo decidía el pueblo cubano en referéndum, una amnistía para los patriotas cubanos, y una compensación a España garantizada por Estados Unidos. De su lado, otros sectores ofrecieron vender a Cuba a los norteamericanos, lo que contó con la firme oposición de Prim afirmando que “la isla de Cuba no se vende, porque su venta sería la deshonra de España, y a España se la vence, pero no se la deshonra”.

El general Juan Prim y Prats, de 56 años, presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra, capitán general de los Ejércitos, marqués de los Castillejos y conde de Reus, dirigiéndose desde el Parlamento hacia la sede del Ministerio de Guerra sufre un atentado que le quitó la vida.

Tres notas finales. Juan Prim, a pesar de la altísima investidura, no contaba con escolta extraordinaria, lo que facilitó el atentado. Segunda, siendo un hombre que no tenia origen noble, alcanzó grados de aristocracia que heredaron sus hijos: Juan Prim y Agüero (1858-1930), militar que llegó al grado de general de brigada, y que adquiriría de su padre el marquesado de los Castillejos, convertido en Ducado por Amadeo I en conmemoración por los servicios prestados por el general Prim; e Isabel Prim y Agüero (1862-1927), que obtendría el título de Duquesa de Prim, creado por Amadeo I para la viuda del general, estableciendo que quien lo heredase sería su hija, estuvo casada con Fernando de Heredia.

Tercero, una anécdota: tras el triunfo de la Revolución de Septiembre de 1868, se le acusa de haber asociado a mucha gente de dudosa reputación. Cuando escucha los antedichos cuchicheos, afirma con vehemencia:

- “¿Con quién había yo de hacer la revolución? ¿Con canónigos?



lunes, 20 de diciembre de 2010

La Naturaleza nos advierte

Un científico coloca en un embase de cristal una cantidad de material alimenticio. Luego, lo contamina con algunas bacterias y lo cierra cuidadosamente. A las pocas horas, las bacterias comienzan a verse sin necesidad de microscopio. La reproducción de las mismas ha formado una población que se distingue. Pasada unas horas más, la colonia es del tamaño de una moneda pequeña. Luego progresa hasta ir cubriendo paulatinamente la biomasa. Finalmente el crecimiento exponencial a los pocos días, las lleva a cubrir por completo el material y se inicia un mengua de la población por dos razones: comienza a escasear el alimento y, segundo, los propios desechos de las bacterias envenenan a sus pares.

Esto que lo puede comprobar cualquier estudiante con un experimento casero, s la gran lección que debemos aprender y pareciera que nos empeñamos en no hacerlo. Nuestro planeta es limitado y mientras la ciencia no permita lograr insumos de otros ecosistemas, los recursos naturales serán insuficientes

Para el año de 1750 la población mundial se calculaba en 791 millones de personas. Para el año 2010 la cifra pasa de los 6.900 millones. Eso es crecimiento exponencial y frente a esta alocada carrera por traer almas al mundo, algo hay que hacer.

En octubre del 2009 circuló la siguiente noticia: “La producción mundial de alimentos deberá aumentar un 70% hasta 2050 para satisfacer la demanda que se prevé para las próximas décadas, afirmó un funcionario de la ONU durante la inauguración de un encuentro sobre seguridad alimentaria.”.

Es eso posible. Seguro que si. Se podrá mantener en el futuro. Comienzan las dudas.

En enero del 2010 circuló otra noticia: “Cada día mueren en el mundo 25.000 niños de hambre, durante la última década dos millones de niños fueron asesinados en guerras y 150 millones son explotados laboral

Coloque el encabezado completo ya que es importante llamar la atención sobre las variadas agresiones que sufren los niños, pero es aterrador pensar que antes de finalizar el día habrán fallecido 25.000 niños por hambre.

Las agresiones al medio ambiente, el desarrollo industrial desordenado, el aumento poblacional sin control, nos dice que, al igual que la colonia bacteriana del ejemplo inicial, podremos llegar en un momento a satisfacer de alimento a la población mundial. Lo que los modelos matemáticos no pueden garantizar es que sea sostenible.

En Venezuela podemos apostar al logro de la meta. Pero viendo como se ha deteriorado la Cuenca del Río Tuy, escuchando noticias del envenenamiento de las aguas de los cauces de agua de nuestra Guayana, de la deforestación, de las agresiones urbanísticas, de cómo se utilizan las tierras con vocación agrícola para construir edificios y se dejan abandonadas las que ofertan menores posibilidades; cuando vemos ese panorama aterrador, sólo nos queda denunciar que la Naturaleza nos advierte y habremos de pagar las consecuencias.

lunes, 18 de enero de 2010

Escapo envenenándose

Mientras Alejandro Magno avanzaba en sus conquistas por tierras asiáticas, en la retaguardia, en Grecia, prosperaba la desobediencia y echaban raíces los gérmenes de la sedición.

Muchos atenienses no consideraban griegos a los macedonios. Los trataban como bárbaros, o sea, que no eran griegos. Los espartanos jamás fueron miembros de la Confederación Fundada por Filipo y sostenida por su hijo Alejandro.

Mientras más se adentraba Alejandro en Persia, más se conspiraba. Demóstenes agitaba a los ciudadanos atenienses y la insurrección crecía por toda Grecia. Finalmente organizaron un ejército que enfrento al de Antípatro, el jefe delegado al mando de Macedonia. Las tropas helenas sufrieron un revés definitivo y los jefes de la insurrección fueron capturados y ejecutados. Demóstenes pudo escapar de la furia de sus enemigos envenenándose.


Puerto Flechado, la primera escaramuza con los europeos en el Nuevo Mundo

La historia del Nuevo Mundo registra innumerables hechos de fuerza entre los aborígenes y los conquistadores peninsulares en 1499. Rafael María Baralt registra que fue en territorio hoy venezolano donde se sucedió el primer combate. Lo sitúa en Puerto Flechado, lugar donde fue atacada la expedición de Alonso de Ojeda con resultado de veintiún hombres heridos, uno de ellos falleció tras ser trasladado a una ensenada cercana para practicarle las curas conocidas.

Ahora el tema obliga a ubicar en la geografía a Puerto Flechado, cosa que no es fácil ya que como cita el historiador Manuel Vicente Magallanes (1) los cronistas y conquistadores tenían la costumbre de repetir nombres resultando que distintas localidades geográficas eran identificadas con nombres iguales o similares.

Chichiriviche, hoy capital del Municipio Silva en el estado Falcón, tiene homónimos en el Litoral central y uno muy parecido, Ciribiche en las costas de Cumaná.

Manuel Vicente Magallanes en su obra Historia Política de Venezuela desarrolla el tema en detalle y llega a la conclusión que el enfrentamiento fue en las costas de Tucaras, específicamente el Puerto de Tucaras, concluyendo con Baralt que fue allí donde “se escenificó la primera batalla y se inició la lucha de los indios americanos contra los conquistadores españoles”.

(1) Manuel Vicente Magallanes. Historia Política de Venezuela. 4ta edición. Litografia melvin. Caracas 1976. Venezuela


martes, 30 de junio de 2009

Emeterio Ureña, realista de política tolerante

Natural de Medina de Río Seco, pueblo de la provincia de Valladolid, de la comunidad de Castilla-León, se desempeña como oficial del Ejército español activo en Venezuela durante la Guerra de la Independencia. Gobernador de la provincia de Cumaná entre agosto de 1812 y comienzos de 1813. Tras comenzar su carrera como cadete en su país natal, ya para 1798 era capitán. Sirvió en la isla de Santo Domingo, donde contrajo nupcias con una dama de esa colonia. Combatió contra los franceses invasores de su patria, hallándose en la batalla de Bailén (1808). Ascendido a teniente coronel, fue nombrado en octubre de 1809 comandante militar de La Guaira, cargo que asumió en febrero de 1810. A raíz del triunfo del movimiento del 19 de abril de ese mismo año fue arrestado y sustituido en la Comandancia por el militar venezolano Juan de Escalona. Asimismo, al negarse a acatar a las nuevas autoridades, fue expulsado a Puerto Rico, junto con su esposa e hijos. De allí pasó a Coro, donde se incorporó a la lucha en favor de la causa realista.
Después de la caída de la Primera República a mediados de 1812, las autoridades republicanas de Cumaná decidieron someterse al mando del jefe realista vencedor, Domingo de Monteverde y enviaron ante éste a unos comisionados que solicitaron el envío de un gobernador. Monteverde nombró a Ureña para aquel cargo el 31 de agosto de 1812. Hacia comienzos de octubre de ese mismo año, fue jurada la Constitución de Cádiz en Cumaná. Descontento Monteverde por la política tolerante que seguía Ureña, le escribió el 30 de octubre ordenándole poner presos a los que habían participado en el movimiento revolucionario de 1810-1812, comenzando por Manuel Villapol. No obstante, Ureña se negó a cumplir esta orden y así se lo manifestó a Monteverde el 17 de noviembre, apelando al mismo tiempo ante la Real Audiencia (establecida entonces en Valencia o Puerto Cabello) para que se cumpliese lo ofrecido a los revolucionarios que se habían rendido de buena fe. Aunque la Audiencia aprobó más tarde el proceder de Ureña, Monteverde había enviado a Cumaná, con poderes especiales, al teniente Francisco Javier Cervériz, quien, pasando por encima de la autoridad del gobernador, se puso de acuerdo con los realistas más radicales de la ciudad, y la misma noche de su llegada, el 15 de diciembre de 1812, arrestó en el cuartel a 20 personas que luego fueron enviadas a La Guaira con grillos. El gobernador Ureña protestó, pero las persecuciones siguieron a pesar suyo y a comienzos de 1813 Monteverde lo destituyó y nombró en su lugar al coronel Eusebio Antoñanzas, quien junto con Cervériz, continuó la severa represión contra los patriotas venezolanos. Ureña quedó marginado y fue acusado por Monteverde ante las autoridades de España.
El 3 de mayo de 1815, Fernando VII dispuso que las autoridades de Caracas averiguasen el origen de las desavenencias entre Monteverde y Ureña, y que si éste resultare inocente, se le repusiera en la Comandancia de La Guaira. Así se hizo el 27 de noviembre de 1816. Además de esas funciones, se le encomendaron también las de teniente de rey interino, es decir, sustituto o suplente, en caso necesario, del capitán general. A fines de 1817 fue condecorado por el Rey con la cruz de la orden de San Hermenegildo. A mediados de agosto de 1819 continuaba desempeñando en La Guaira y Caracas aquellos cargos militares. Se ha escrito que en 1817 fue nombrado gobernador militar y político de la provincia de Antioquia, en la Nueva Granada; si fue así, probablemente no llegó a posesionarse de ese cargo.
Este español que nace en 1760, desnace en 1819, cumpliendo un transito distinguido por la dignidad.
Imagen: Castillo de Cumaná
Referencia: Fundación Polar. Diccionario de Historia de Venezuela.

viernes, 26 de junio de 2009

Antonio de Mata Guzmán, abuelo de Guzmán Blanco

Nace en 1769 en Jaen, España, llega a Venezuela con el gobernador y capitán general Manuel Guevara Vasconcelo en 1799. Al ocurrir los sucesos del 19 de abril de 1810, ostentaba el grado de Capitán del batallón de Infantería de la Reina, de guarnición en Caracas. Se somete a las órdenes de la Junta establecida ese día, pero pronto participa en la conspiración realista acaudillada por Francisco, Manuel y José González. Fracasada, fueron hechos presos. En la cárcel, Guzmán contrae matrimonio con la caraqueña Josefa Agueda García el 4 de diciembre de 1810.Con ella ya tenía dos hijos, Antonio Leocadio y Juana de Mata.
Estando preso en el castillo de Puerto Cabello en 1812, participa a favor de la sublevación prorrealista en contra del coronel Simón Bolívar y tras el triunfo es nombrado segundo comandante de Puerto Cabello.
En 1815 es ascendido a teniente coronel por Pablo Morillo y en 1816, tras haber enviudado, contrae matrimonio con Juana Josefa Mirabal, quien le da tres hijos, Fernanda, Encarnación y Jesús María. Entre 1815 y 1820 se encuentra en la guarnición de Caracas y entre enero y junio de 1821 es teniente del Rey, o sea, segundo jefe de la Gobernación y Capitanía General de Venezuela. Ejerciendo ese cargo enfrenta el asedio que planta sobre Caracas José Francisco Bermúdez como parte de los planes del Libertador para distraer tropas realistas y evitar su concentración en Carabobo.
Tras el triunfo patriota, se dirige a Puerto Rico, lugar donde fallece el 15 de setiembre de 1828.
Desde 1810 firmaba “Don Antonio de Guzmán”, sin de Mata. Fue padre de Antonio Leocadio Guzmán, publicista fundador del diario El Venezolano y del Partido Liberal precursor de la Guerra Federal venezolana, y abuelo de Antonio Guzmán Blanco, jefe destacado del Movimiento Federal y Presidente de Venezuela por varios períodos y uno de los personajes más estudiado de nuestro convulsionado siglo XIX.
Imagen: Guzman Blanco y Antonio Leocadio Guzmán.
Bibliografía: Fundación Polar. Diccionario de Historia de Venezuela.